¿Quién no se ha puesto alguna vez enfermo? Muchas veces nos preguntamos qué es lo que nos sucede y como podemos mejorar los síntomas para llevar una vida normal. Aquí te contaremos todo sobre lo conocemos de cada enfermedad y que posibles tratamientos naturales o médicos existen para mejorar o remediar los síntomas. Eso sí, ante todo queremos que sepas que es importante acudir a un especialista ante cualquier problema que puedas llegar a tener para conocer realmente la causa principal de la enfermedad.

¿Qué tipos de enfermedad existen?

Hay cuatro tipos de enfermedades que se clasifican según sus síntomas, la causa, la forma en la actúan en nuestro cuerpo, sus características y el trastorno o síndrome que cause a la persona que la sufre. Son las siguientes: infecciosas, carenciales, genéticas y fisiológicas. Las conocemos un poco más.

Enfermedades infecciosas

Son las enfermedades que llegan a nuestro cuerpo a través de virus, hongos, parásitos o bacterias. De hecho, afectan al cuerpo de las personas a través de la vía oral, del tacto o, directamente, por el aire. En definitiva, este tipo de enfermedad se puede contagiar en cualquier momento de la vida si se está en contacto con una persona que la sufra. Eso sí, también puede haber otras causas.

¿Cuáles son sus síntomas? Entre los síntomas más comunes que afectan a nuestra salud se encuentra la fiebre o la inflamación y afectan directamente al sistema inmune. Por tanto, la enfermedad llega a invadir nuestros tejidos y causa trastornos o síndromes importantes al organismo.

En este tipo de enfermedades infecciosas podemos encontrar algunas más comunes como la gripe o el sarampión, y otras algo más graves que afectan, y mucho, a nuestro cuerpo como el VIH/SIDA, el herpes, o incluso, la meningitis. El tratamiento pasa, en la mayoría de los casos, por el suministro de antibióticos.

Enfermedades carenciales

Vienen relacionadas con los déficits nutricionales. Es decir, por una falta en el organismo de la persona de minerales, proteínas, calorías, vitaminas o hidratos. De hecho, seguro que has oído de alguien que tenga falta de hierro o te vitamina A. Suelen ser las enfermedades más comunes.

¿Cuáles son sus síntomas? Son diferentes dependiendo de cada carencia. Aun así, en la mayoría de las personas suelen darse los mareos, los dolores de cabeza, u otros como las náuseas. Entre las causas más comunes se encuentra un fallo en la dieta o la desnutrición total en países pobres que puede llevar a afectar de forma grave a la salud. Es un tipo de enfermedad que puede llevar a distintos síndromes que afectan a la vida diaria de las personas.

Entre las enfermedades se encuentra el raquitismo por falta de calcio o fósforo, falta de vitamina C que crea trastornos en la sangre, o la anemia ferropénica, creada por falta de hierro. El tratamiento vendrá dado por la ingesta en mayor volumen del nutriente o vitamina que le falte a la persona. Por lo general con ello suelen acabarse los problemas a no ser que el déficit sea demasiado elevado.

Enfermedades genéticas

La causa principal es una alteración en el ADN y debes saber que su causa no tiene nada que ver con las enfermedades hereditarias. De hecho, no se transmiten de padres a hijos. Existen distintos tipos y, una de ellas, es el síndrome de Down, debido a una presencia del cromosoma 21 extra. El tratamiento que hay dependerá también en gran medida de la enfermedad en cuestión.

Enfermedades fisiológicas

Son alteraciones que se producen en el funcionamiento de nuestras células, los tejidos o los órganos. Cuando no funciona tal y como debería funcionar, se crean diversos tipo de enfermedades como, por ejemplo, la diabetes, el asma, la hipertensión arterial o problemas en el corazón. El tratamiento pasa por un cambio en el estilo de vida teniendo una dieta más equilibrada y ejercicio físico.

Existe otro tipo de enfermedad a tener en cuenta:

Las enfermedades de transmisión sexual

Existen distintos tipos también que se producen en el propio acto sexual. Son, por ejemplo, la clamidia, la gonorrea, el herpes genital y otras mucho más graves como el VIH o el virus del papiloma humano. El tratamiento para este tipo de enfermedades pasa por antibióticos. Aunque la mayoría tienen cura, en el caso del VIH/SIDA, todavía no se ha encontrado cura. Eso sí, hay formas de mantenerla aplacada.

Clasificación de las enfermedades

Podemos dividir las enfermedades dentro de dos tipos según afecten al cuerpo de la persona.

Enfermedades físicas

Son aquellas que afectan a nuestra forma de movernos o de llevar el día a día. Inciden directamente en la salud de nuestros órganos, tejidos, extremidades o células. Entre las causas principales se encuentra una lesión, una infección o una degeneración del organismo de las personas que la sufren. Una de las más graves es, sin duda, el cáncer.

Enfermedades mentales

Son las que afectan, como bien dice su nombre, al estado mental de la persona en cuestión. Viene dada por trastornos que imposibilitan llevar una vida normal. El tratamiento, en la mayoría de las ocasiones, viene dado por un psicólogo o psiquiatra.

Una vez conocida toda esta información, puedes echar un vistazo a todas y cada una de las secciones y conocer más sobre cada enfermedad en concreto. Recuerda que ante los distintos tipos de síntomas que puedas tener tienes que ponerte en contacto cuanto antes con un médico especialista. Esta página es una guía de enfermedades para que conozcas más sobre ellas y cómo pueden afectar a tu salud.