Enfermedad de Buerger

Esta es una de las tantas patologías que afectan al sistema cardiovascular, capaz de traer una gran variedad de complicaciones, que pueden llegar hasta la amputación de alguno de los miembros afectados. Sin duda, esta enfermedad ataca a muchas personas a nivel mundial, siendo los hombres fumadores los más propensos a desarrollarla.

¿Qué es la enfermedad de Buerger?

La enfermedad de Buerger, también llamada tromboangitis obliterante, fue descubierta por Von Winiwarter en 1978 cuando atendió a un paciente de 57 años, el cual cursaba con una gangrena en uno de los miembros, que amerito amputación. Desde entonces, a través de mucho estudios e investigaciones se llegó a la conclusión de que esta era una enfermedad que afectaba la vasculatura de los miembros, es decir, brazos y piernas, causando la oclusión del vaso, trayendo como consecuencia la disminución de la irrigación y la muerte del tejido afectado.

buerger-enfermedad

Se cree que sus causas son inflamatorias, por lo que es capaz de afectar incluso a las arterias cerebrales, coronarias y viscerales, incidiendo de forma directa en los principales órganos sistémicos. Esta enfermedad aparece con mucha frecuencia en hombres, mayores de 40 años, sobre todo si son asiáticos o de Europa del este, además, se encuentra estrechamente relacionada con el hábito de fumar.

Signos y sintomas

Esta patología se desarrolla de forma sigilosa, afectando a los vasos de mediano y pequeño calibre, pero una vez que se instaura es capaz de producir síntomas tales como:

  • Claudicación intermitente de la extremidad afectada, la cual estará representada por un dolor muscular muy intenso, esto como respuesta a la disminución de la irrigación sanguínea.
  • Si la enfermedad progresa, aparecerá dolor continuo acompañado por ulceras isquémicas.
  • Con el paso del tiempo, estas ulceras pueden coalescer y generar una gangrena, lo que llevara a la perdida vital del tejido que conforma la extremidad afectada.
  • Aparición del fenómeno de Raynaud, donde la zona tomará un color pálido y posteriormente se tornará rosado, morado y azul. Puede sentir incluso que la extremidad se encuentra muy fría.
  • Si hay afectación visceral se presenta un dolor abdominal muy intenso, como resultado de la isquemia que está ocurriendo a ese nivel.

Epidemiologia de la enfermedad de buerger

Las relaciones son un dato epidemiológico de mucha importancia en donde en cada enfermedad es diferente, cuando hablamos de esta patología el sexo masculino tiene predominancia con una relación 7,5:1 con respecto al sexo femenino. La incidencia en estados unidos es de aproximadamente 12,6 por cada 100.000 habitantes, sin embargo esta cifra ha venido disminuyendo en los últimos años.

Es importante señalar que en estudios realizados recientemente se ha evidenciado algunos cambios en la epidemiología de esta patología. Ha predominado una disminución en la incidencia de la afección en muchos países. Se cree que estos cambios puedan deberse a la rebaja del consumo de tabaco por los habitantes en dichos países o debido al diagnostico precoz mediante métodos más específicos.

¿Cómo se diagnostica?

Aunque no hay ninguna prueba específica que me evidencie de forma inequívoca la presencia de esta enfermedad, el diagnóstico es relativamente sencillo, ya que una vez que el paciente acude por ayuda médica, todos los signos principales se encuentran instaurados y es fácil sospechar de la enfermedad. Es importante descartar patologías parecidas, por lo que es necesario realizar una arteriografía para evaluar el grado de oclusión venosa y a qué nivel se encuentra el daño.

Se puede establecer exámenes complementarios para evaluar la función hepática y observar el grado de coagulabilidad, ya que si se encuentra elevado pueden ocurrir complicaciones. Actualmente, las biopsias carecen de importancia clínica, pero, sin embargo, dan el diagnóstico definitivo, ya que solo a nivel histopatológico es posible observar la inflamación y las alteraciones estructurales que se encuentran en los vasos afectados.

Importante acotar, que el antecedente del hábito tabáquico es primordial para el diagnóstico de la enfermedad.

¿Cómo se produce?

El mecanismo fisiopatológico que establece esta enfermedad, suele estar relacionado con un proceso inflamatorio, donde se encuentra una sensibilidad aumentada a las fibras de colágeno, sobre todo las tipo 1 y 3. A un nivel más estructural, las paredes de la vasculatura se encontraran infiltradas por leucocitos, células encargadas de mediar procesos inflamatorios y a medida que progresa la enfermedad, estos son sustituidos por neutrófilos, fibroblastos y células gigantes, los cuales establecen un engrosamiento de la pared y disminuyen la luz arterial.

enfermedad-Buerger

Además, esta oclusión, me va a generar un estado de hipercoagulabilidad ya que en esta región la sangre va a fluir más lentamente, esta situación provocara un aumento en la formación de trombos, lo que cerrara aún más la luz de la arteria y causara complicaciones.

Como se ha mencionado anteriormente, el uso del tabaco está relacionado con la generación de esta enfermedad a niveles muy altos, siendo esta patología mucho más común en aquellos países con mayores índices de personas fumadoras.

Afectación en otros órganos

En la gran mayoría de los casos  de los pacientes que padecen esta enfermedad la alteración va a venir dada específicamente en  las extremidades; sin embargo, en los últimos tiempos debido a estudios e investigaciones se han evidenciado casos donde se afectan las arterias coronarias produciendo episodios de angina e infarto agudo del miocardio, así como también afección a nivel de la masa encefálica produciendo alteraciones similares como las de una enfermedad cerebrovascular .

Cabe destacar que también se han conseguido casos en donde la afección es a nivel de los pulmones dando lugar a una complicación sumamente grave que puede comprometer la vida del paciente conocido como  embolismo pulmonar. Las arterias gástricas y aquellas presentes en los intestinos también pueden verse afectas alterando consecuentemente la función gastrointestinal produciendo zonas de isquemia o de infarto pudiendo complicar el tránsito intestinal llevando al paciente a malas condiciones generales.

Tratamiento para la enfermedad de Buerger

Aunque se considere difícil de creer, el único tratamiento que ha tenido éxito y que ha detenido la progresión de la enfermedad, es el cese completo y radical de cualquier exposición al tabaco. Solo esto podría evitar una amputación. Unos cuantos cigarros ocasionales, el uso de parches de nicotina o simplemente ser un fumador pasivo, puede provocar la recaída y complicación de las manifestaciones.

Los fármacos con función antagonista de los canales de calcio o los análogos de las prostaglandinas obtienen en ciertos pacientes mejoría de las manifestaciones clínicas. También se ha visto en últimos estudios  resultados bastantes favorables  con el uso de antiagregantes plaquetarios.

El pronóstico de la enfermedad es favorable, siempre y cuando se haga un diagnóstico precoz, estableciéndose las medidas anti-nicotínicas de forma inmediata. Aunado a esto, puede ser necesario el uso de vasodilatadores y algunos antibióticos, para mejorar la circulación y eliminar ciertas infecciones sobreagregadas.

Remedios naturales

Aunque no hay nada que evite la degeneración del tejido si no se siguen las recomendaciones médicas, hay algunos elementos naturales que pueden ayudar al mejoramiento de los síntomas, tales como:

  • Ajo: Comer un ajo entero al día puede ser suficiente para evitar la formación de coágulos.
  • Ginkgo: Es un vasodilatador natural por lo que establece y mejora el riego sanguíneo.
  • Jengibre: Mejora la consistencia de la sangre, volviéndola más liquida y eliminando la hipercoagulabilidad.
Enfermedad de Buerger
Media de votos
Deja tu comentario

error: Content is protected !!