Enfermedad de Chagas

La enfermedad de Chagas o tripanosomiasis americana es un padecimiento parasitario tropical, que es muy común en América Latina, y que en los últimos tiempos se ha convertido en un problema creciente en América del Norte. Aproximadamente 300.000 personas contagiadas viven en los Estados Unidos, lo que posiblemente se debe a la inmigración oriunda de los países latinoamericanos.

¿Qué es la enfermedad de chagas?

La enfermedad de Chagas o también conocida como Tripanosomiasis Americana es una zoonosis (enfermedad de los animales que se puede transmitir a los humanos), causada por un parasito denominado Trypanosoma cruzi, este agente infeccioso se encuentra únicamente en el continente americano. Esta enfermedad es un problema de salud en las zonas rurales pobres de México, Centroamérica y Sur América.

Que es la enfernmedad de chagas

Actualmente la infección se produce más que todo en los niños de la zona rural, sin embargo, su incidencia real no se conoce con exactitud debido a que muchos casos no se diagnostican.

Según estudios recientes realizados por la Organización Mundial de la Salud (OMS), aproximadamente 15 y 17 millones de personas son afectadas por la enfermedad de Chagas por cada año en el continente americano. Con respecto a la mortalidad mueren unos 50.000 pacientes al año.  Una cifra bastante alarmante es que más de 100 millones de personas tienen un riesgo bastante importante contagiarse con esta enfermedad.

Unas de las principales consecuencias de la expansión de esta afección son la incapacidad del acceso al diagnóstico, o que este no se haga de manera precoz. Otra causa es la inexistencia de un tratamiento oportuno y de calidad.

En cuanto a la persona sana que se encuentra susceptible de contraer la enfermedad de Chagas, puede ser de cualquier grupo etario, raza, religión y sexo, siempre y cuando se encuentre expuesta a la picadura del vector que contiene el parásito.

Signos y síntomas

Los primeros signos que indican la presencia de la enfermedad de Chagas de tipo aguda aparecen en un rango de 7 a 10 días posterior a ser infectados por el parasito. A través de la puerta de entrada, que es la piel generalmente, se genera una zona hinchada y eritematosa llamada chagoma. Puede aparecer un edema alrededor del ojo que constituye un signo característico de esta enfermedad, llamado signo de romaña. La presencia de inflamación de los ganglios linfáticos suele ser raro, al igual que la hepatoesplenomegalia. Se ha descrito la presencia de entidades neurológicas en pocos casos, representado por meningoencefalitis.

Existe una variante de enfermedad de Chagas de tipo crónica, que se caracteriza por la aparición de los síntomas años después de la infección del parasito, esta suele afectar principalmente al aparato cardiovascular generando arritmias y también alteraciones graves en el sistema gastrointestinal como megacolon y megaesófago.

¿Cómo se diagnostica?

Para el diagnóstico de la enfermedad de Chagas aguda, se requiere de la visualización directa del parasito. Para esto solo bastara con una muestra de sangre fresca vista al microscopio, siendo una de las formas más sencilla de hacerlo. Un método muy efectivo es la realización de hemocultivos, los cuales casi siempre dan resultados acertados, pero tiene la desventaja de necesitar varios días para obtener la respuesta, ya que la muestra debe ser procesada por un tiempo. En la actualidad, existen otras técnicas mucho más avanzadas, como el PCR (reacción en cadena de polimerasa).

Cabe destacar que los exámenes de tipos serológicos no son de utilidad en la fase aguda de esta enfermedad, mientras que, en la fase crónica si pueden ser de ayuda, ya que en este periodo se detectan anticuerpos específicos contra este agente.

Es recomendable siempre practicar por lo menos dos pruebas e incluir en cada análisis muestras comparativas positivas y negativas perfectamente definidas.

¿Cómo se contrae?

Esta enfermedad se contrae con la trasmisión del parasito denominado Trypanosoma cruzi, a través de insectos hematófagos (que se nutren con sangre) del genero Triatoma, también conocidos como “chinches” o “chipo”, estos se infectan al chupar la sangre de animales o seres humanos que contienen parásitos en su circulación.

chagas-cruzi

Cada uno de estos microorganismos ingeridos por el insecto, se multiplican en su intestino y las formas infecciosas se eliminan con las heces cuando vuelven a picar. Entonces, la transmisión se produce cuando hay heridas (soluciones de continuidad) en la piel o mucosas, que se contaminan con las heces de estos triatomas que contienen los agentes infecciosos. Cabe destacar que esta enfermedad también se puede contraer por la transfusión de sangre, proveniente de personas infectadas, en accidentes laborales como ocurre en personal de laboratorio y de la madre al feto.

Enfermedad de Chagas y el embarazo

Si una mujer tiene enfermedad de Chagas no quiere decir que no vaya a tener un proceso de gestación normal, pero para que esto se de en las mejores condiciones es de mucha importancia que la futura madre cumpla con todas las visitas al médico y siga las instrucciones de la mejor manera, debido a que ella puede transmitirle la enfermedad a su hijo y producir severas complicaciones.

Estudios indican que la transmisión de madre a hijo es de aproximadamente en un 5% de todos los casos. Es por eso que es recomendable hacerle un análisis de sangre al neonato posterior al nacimiento para descartar la presencia de enfermedad. Si esta sale negativa lo apropiado es repetirla a los nueve meses de edad. Si sale positiva se le indica un tratamiento específico farmacológico y en la mayoría de los casos se consigue una curación completa de este padecimiento.

La enfermedad de Chagas no se puede trasmitir por la leche materna por lo cual las madres pueden estar tranquila en amamantar a su hijo sin miedo de que este se pueda enfermar.

 

Tratamiento para la enfermedad de chagas

El tratamiento para la enfermedad de Chagas no es satisfactorio, lamentablemente. Durante mucho tiempo solamente se ha podido contar con dos medicamentos, el benzonidazol que ha tenido muy buenos resultados y el nifurtimox. Por desgracia, ambos no son efectivos en un 100% y a menudo se describen efectos adversos generados por estos. La medicación como tal es paliativa y sintomática. Muchas veces es requerida la cirugía, en caso de complicaciones intestinales como perforaciones u obstrucciones.

Es de mucha importancia, enviar ante un especialista a todo enfermo con cardiopatía de origen chagasica y de las vías gastrointestinales. Se ha implementado en países como Brasil y Estados Unidos el trasplante de corazón en pacientes con cardiopatía terminal, producto de la enfermedad de Chagas de fase crónica.

Remedios naturales

Al ser diagnosticado con la enfermedad de Chagas hay que actuar lo más rápido posible para evitar complicaciones. A continuación, se describe una lista de remedios naturales para esta afección:

Agua de coco: Presenta muy buenas propiedades para deshacerse de los parásitos del cuerpo. Se recomienda un vaso de agua de coco natural cada día. En apenas unos 30 días tendrás grandes resultados contra la enfermedad.

Lapacho: El árbol de lapacho es muy común conseguirlo en América latina. Se recomienda añadir dos cucharadas de la raíz del árbol en una olla de agua y dejar hervir por 20 minutos. Posteriormente, se espera que se enfrié y se toma el líquido una vez al día.

Ajo: Debido a sus propiedades naturales sirve como excelente tratamiento para esta afección. El ajo posee una peculiar capacidad para eliminar parásitos, además de que es antioxidante y trae muchos beneficios para el cuerpo.

Prevención

Cabe destacar que a pesar de todo el avance tecnológico en la medicina no existen vacunas disponibles para humanos para este tipo de enfermedad; sin embargo, se puede contar con una serie de medidas para reducir considerablemente el riesgo de infección, sobre todo en aquellos países donde hay más incidencia.

Es muy importante en los hogares eliminar todo tipo de grieta en paredes pisos y techos, ya que en estas son un lugar propicio para el escondite de los vectores que transmiten el parasito causante de la enfermedad.

Debido a que los vectores tienen actividad durante la noche y se esconden de día, es recomendable dormir en habitaciones con aire acondicionado o en caso que no se cuente con dicho artefacto, puede utilizarse un mosquitero que cubra toda la cama o el sitio donde se va a dormir.

Es importante tener en cuenta que si se tiene animales en corrales o en cría deben estar alejado de la casa. Así como también es fundamental mantener las áreas fuera de la casa limpias sin presencia de basuras.

Enfermedad de Chagas
Media de votos
Deja tu comentario

error: Content is protected !!