Enfermedad de Peyronie

Se trata de una enfermedad que se caracteriza por un proceso de fibrosis, que se origina en una de las capas de los cuerpos cavernosos del pene. En el año 1973, fue descrita por Gigot Peyronie. Esta patología genera una modificación peneana pudiendo causar dolor durante la erección y se presenta, principalmente, en una edad comprendida entre los 45 y 60 años de edad.

 ¿Qué es la enfermedad de Peyronie?

La enfermedad de Peyronie es un padecimiento de tipo inflamatorio, que viene dado por la fibrosis presente en la túnica albugínea del pene. Esto va a provocar dolor en el momento de la erección, alteración en su estructura (curvatura), disminución del tamaño y disfunción eréctil en ciertos casos. Genera mucha preocupación en hombres ya que en casos avanzados impide la actividad sexual.

Desde el punto de vista epidemiológico comprende 1% en cuanto a su prevalencia en la raza blanca, mientras que, en la raza negra hay muy pocos casos descritos y hasta la actualidad, no se ha descubierto esta patología en individuos orientales. Cabe destacar que esta afección tiene una estrecha relación con la enfermedad de Dupuytren, encontrándose en un 10% de pacientes que sufren esta patología. Lamentablemente, no se cuentan con más datos epidemiológicos certeros, debido a que la enfermedad no es mortal y quienes la padecen ya sea por pudor o desconocimiento la ocultan.

Signos y síntomas

La evolución de la enfermedad de Peyronie, va a tener una fase temprana que se caracteriza, principalmente, por presentar inflamación y dolor sobre todo en el momento de la erección, esto viene siendo el principal motivo de consulta en los centros de salud por este padecimiento y en segundo lugar la curvatura del pene junto con la presencia de un nódulo palpable. Si la inflamación no sede, este nódulo se fibrosa y se calcifica generando mayores molestias.

Estas son las denominadas fases de la enfermedad de Peyronie, a continuación se explicaran más detalladamente:

Fase 1 o inflamatoria: esta etapa es caracterizada fundamentalmente por una curvatura del pene de forma progresiva, que puede estar acompañada o no de dolor durante las erecciones o las relaciones sexuales. En esta etapa también pueden aparecer nódulos en forma de placa debajo de la piel que pueden ser dolorosos o no.

A pesar de todas las molestias y manifestaciones clínicas generadas en esta fase no se considera una etapa grave irreversible, todo lo contrario, en esta fase 1 pueden ser usados anti-inflamatorios y analgésicos sin ningún tipo de problemas trayendo consigo buenos resultados.

Sin embargo estas medicaciones solo van a llevar al paciente a un periodo asintomático y no a una curación completa, por lo cual esta enfermedad avanzara a la otra etapa denominada cicatrización.

Es un error muy frecuente en pacientes pensar que ya con el tratamiento con analgésicos es la resolución a su problema y resulta que lo que está haciéndose es más daño al pensar esto y no consultar al médico. Por eso es la importancia de acudir al urólogo y él es quien va a decidir conjuntamente con el paciente las acciones a tomar.

Fase 2 o cicatrización: En esta fase número dos, también conocida como fibrosis o cicatrización, la placa ya formada generara una deformidad peneana bastante persistente. Es por esta razón que ya los tratamientos desde el punto de vista clínico y farmacológico ya no serán suficiente para tratar dicha enfermedad.

En la gran mayoría de los pacientes el tejido de fibrosis se va a encontrar en la región distal del pene, produciendo una torsión hacia arriba, para abajo o para cada lado. Es importante saber el nivel de doblez de este ya que si la curvatura ya estabilizada es mayor a 30 grados lo más probables es que su médico tratante le indique una intervención quirúrgica.

ENFERMEDAD-PEYRONIE

¿Cómo saber si tengo la enfermedad de Peyronie?

Primeramente para poder identificar que se padece y se está en presencia de la Enfermedad de Peyronie, es reconocer los síntomas y manifestaciones clínicas de esta patología y posteriormente hacer una revisión paso a paso.  Es de mucha importancia acudir periódicamente a un urólogo para realizar una evaluación integral y especifica de la totalidad del aparato reproductor masculino, para que en caso de una alteración hacer un diagnóstico temprano e iniciar un tratamiento precoz y así evitar futuras complicaciones.

En el caso de esta enfermedad es de mucha importancia detectarla temprano, ya que el tratamiento mucho depende de la etapa de gravedad en que se encuentre.

¿Cómo se diagnostica?

En la actualidad con una buena historia clínica realizada por el médico, acompañado con el respectivo examen físico, se facilita el diagnóstico de la enfermedad. El interrogatorio jamás debe ser olvidado, en donde datos de importancia, como el tiempo de evolución del padecimiento, síntomas, la manera en como comenzó, así como las posibles actividades relacionadas con la enfermedad (traumatismo durante el coito), van a ayudar a obtener el diagnóstico final.

Métodos paraclínicos pueden ser usados, tales como los rayos X o el ultrasonido, en donde se pueden localizar las placas fibrosas causantes del problema. También es usada la ecografía Doppler, para evaluar la función eréctil del individuo, así como también detectar enfermedades vasculares que pudiesen estar colaborando en la génesis de la enfermedad.

¿Cómo se produce?

El origen de la fibrosis en los cuerpos cavernosos actualmente se desconoce, sin embargo, existen una gran cantidad de factores de riesgos que se encuentran relacionados. Ciertas hipótesis indican un origen inflamatorio de tipo multifactorial. Otros investigadores sostienen que la afectación peneana se produce también por procesos inmunológicos y alteraciones del colágeno, no solo inflamatorios.

En la actualidad, la hipótesis más aceptada proviene del denominado “microtrauma”, el cual indica que el órgano reproductor, durante las relaciones sexuales está expuesto a pequeños traumatismos múltiples, lo que origina una respuesta de tipo inflamatoria, que va a ir evolucionando progresivamente a fibrosis, generando de esta manera, la enfermedad. Puede haber también una importante acumulación de colágeno en aquellos pacientes predispuestos genéticamente.

 

Tratamiento de la enfermedad de Peyronie

Desde el punto de vista farmacológico, no se ha encontrado un medicamento eficaz, a pesar de que en el mercado existen gran cantidad de opciones. Muchos de estos van a ofrecer un efecto de tipo antiinflamatorio y analgésico.

La Colchicina es uno de los medicamentos más recomendados para combatir la inflamación, además de que tiene un poderoso efecto antimitótico granulocítico que va a disminuir la síntesis de colágeno, es utilizado a una dosis de 0.6 hasta 1.2 mg al día en un periodo de aproximadamente 5 meses.

El tratamiento quirúrgico viene indicado cuando al paciente se le imposibilita tener relaciones sexuales, debido a que se le hace difícil la penetración por la curva generada en el pene. Es importante que la cirugía no se realice mientras la enfermedad este evolucionando, sino que debe esperarse un tiempo a que las lesiones se estabilicen.

Es muy importante que la terapia final a escoger, deba ser bien discutida entre el médico y el paciente, sin embargo, hasta los momentos los mejores resultados se han obtenido desde el punto de vista quirúrgico.

Remedios naturales

curcuma-peyronie

Las personas afectadas pueden hacer uso de productos naturales que se encuentren a su alcance y acompañen al tratamiento farmacológico:

  • Aceite de ricino: Con una cantidad pequeña de este en la zona afectada en el pene, se procederá a hacer masajes para luego cubrir la región con un vendaje de algodón, esto ayudará a rectificar la curvatura.
  • La cúrcuma: 1 cuchara en polvo de cúrcuma preparado en una taza de agua caliente y tomarlo 2 veces al día traerá beneficios antiinflamatorios para el individuo.
Enfermedad de Peyronie
4 (80%) 1 vote
Deja tu comentario

error: Content is protected !!