Enfermedad Purpura

La enfermedad purpura también conocida como síndrome de Schönlein-Henoch, se trata de un padecimiento que afecta principalmente los vasos sanguíneos. Aparece mayormente en edades infantiles y si no se trata puede llegar a lesionar otros órganos causando la muerte.

¿Qué es la enfermedad Purpura?

Es una afección que se caracteriza por un proceso inflamatorio en los pequeños vasos sanguíneos de nuestro cuerpo, específicamente en los capilares, lo que se denomina vasculitis. Esta inflamación en las paredes de los vasos provoca que la sangre que se encuentra dentro salga al espacio extravascular, causando una coloración cutánea característica de esta enfermedad, entre roja y violácea (purpura).

enfermedad-purpura

Cabe destacar que la piel no es el único sitio afectado, otros órganos como los riñones o el intestino pueden sufrir estas consecuencias, generando sangrado.

Esta patología no es tan frecuente y los más afectados son los niños, suele aparecer entre los 6 y 16 años de edad, teniendo una relación 3:1 a predominio del sexo masculino sobre el femenino.

El síntoma principal viene dado por una erupción en la superficie de la piel, manifestación que se encuentra en todos enfermos. En un principio las lesiones son pequeñas, de color rojizo y pueden ser palpables debido a que son un poco elevadas.

Signos y síntomas

Puede haber alteraciones articulares con presencia de artralgias y artritis en un 65% de todos los casos, afectando generalmente los tobillos y las rodillas, pero cabe destacar que estas no generan deformidades a largo plazo. Es posible encontrar problemas gastrointestinales que se caracterizan por dolor abdominal tipo cólico, nauseas, vómitos y heces con presencia de sangre (hematoquecia).

Las afectaciones renales indican que la enfermedad ha progresado hasta llegar a una fase muy grave, comienza con una serie de hematurias (presencia de glóbulos rojos en la orina) hasta llegar a una glomerulonefritis. En la mayoría de los casos, esto suele pasar en los primeros 4 meses después el comienzo de los síntomas.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad Purpura?

El diagnóstico de esta enfermedad es netamente clínico basado en los antecedentes del paciente y su historia médica, debido a que no existe una prueba especifica que diagnostique este padecimiento. Puede ser que en ciertos pacientes se encuentre en los exámenes de sangre una leve leucocitosis y anemia, que generalmente se produce por el sangrado ocasionado por la vasculitis. En el examen de orina puede encontrarse hematuria y en algunos casos proteinuria por afectación del glomérulo renal.

purpura-enfermedad

La urea y creatinina estarán elevadas indicando el inminente fallo renal. Todos estos datos junto con un examen físico minucioso evaluando la piel en toda su extensión, palpación abdominal y articulaciones puede llevar al médico a un diagnóstico definitivo. Si se sospecha de alguna alteración pulmonar o neurológica puede indicarse la realización de rayos X de tórax y tomografía cerebral, respectivamente.

¿Cómo se produce la enfermedad?

Actualmente no se conoce con exactitud cómo se produce ésta enfermedad. Lo que se sabe hasta ahora es que esta es mediada por una serie de inmunocomplejos, en donde hay una sobreproducción de inmunoglobulina A (IgA), formando una serie de conglomerados que viajan por todo el cuerpo depositándose en el riñón, causando así el fallo renal. De la misma manera esta IgA se deposita en la piel ocasionando el proceso inflamatorio de los capilares.

En ciertos pacientes que presentan esta enfermedad se ha descrito antecedentes de infección respiratoria por estreptococo B-hemolíticos del Grupo A, esto pudiese estar relacionado con la génesis de esta patología. Desde el punto de vista genético se ha descubierto que es más frecuente en niños con Fiebre Mediterránea Familiar.

Tratamiento de la enfermedad purpura

No existe un tratamiento específico para la enfermedad, toda la medicación es sintomática. En las erupciones cutáneas se puede hacer uso de corticoides, generando mucha mejoría en la mayoría de los afectados. En el caso del proceso inflamatorio de las articulaciones, una de las manifestaciones más molestas, ya que puede limitar las actividades y el movimiento, se recomienda el uso de antiinflamatorios no esteroideos.

En los pacientes que presentan nefritis grave hay que iniciar el tratamiento lo más pronto posible, se ha hecho uso de corticoides orales evitando el daño progresivo a nivel renal. Actualmente se evalúa el uso de inhibidores de la enzima convertidora de angiotensina, debido a que esta puede disminuir los niveles de proteinuria de manera significativa, junto con la detención del deterioro renal.

Remedios naturales

Como se menciono anteriormente, la enfermedad Purpura no tiene un tratamiento como tal. Sin embargo, existen una serie de alternativas naturales para combatir los síntomas.

  • Pimienta de cayena: El consumo todos los días ayudara a reducir las erupciones rojas provocada por la salida de sangre de los capilares inflamados.
  • Arándano: Su presencia en la dieta diaria es de gran ayuda en la protección de la estructura de los vasos sanguíneos, debido a que posee una gran cantidad de flavonoides. Además de esto puede potenciar la circulación sanguínea mejorando la oxigenación de los tejidos.
  • Piña: Se trata de una fruta muy común en todos los supermercados, esta puede consumirse en jugo o entera, obteniendo los mismos resultados antiinflamatorios, especialmente de esas articulaciones afectadas.

Pronostico de la enfermedad

La mayoría de los pacientes que padecen de esta enfermedad se van a recuperar de manera total en aproximadamente 30 días y en la mayoría de los casos no van a presentar ningún tipo de complicaciones a futuro. Aquellos niños que hayan tenido manifestaciones clínicas de tipo renal, es importante que periódicamente visite al médico especialista en esta área, para mantener en monitoreo la función renal que es tan importante para nuestro organismo.

Cabe destacar que aproximadamente un tercio de todos los pacientes que hayan tenido esta enfermedad, van a volver a padecerla, generalmente, unos meses posterior al primer episodio. Cabe destacar que esta reincidencia de la enfermedad va a ser menos grave que el episodio anterior, esto va a afectar en mayor porcentaje a adultos y a niños ya mayores.

Información para los padres

Estos deben saber desde un principio de la enfermedad los distintos órganos y sistemas que pueden ser afectado por la enfermedad, en donde los más comunes están los riñones, la piel, articulaciones y el aparato digestivo, para que una vez que comiencen a aparecer síntomas relacionados con estos órganos no se asusten y mantengan la calma y así poder actuar de una buena manera llevando al niño al médico.

Es importante que el equipo médico le inculque información a los padres o familiares de en qué momento tienen que acudir a urgencias, así como también brindarles todo tipo de ayuda en como alimentar al paciente, sobre todo para sobrellevar los síntomas digestivos que puedan aparecer.

Muchos tienen una boleta de control donde se les indica análisis de sangre y de orina cada cierto tiempo para llevar un control de los valores del enfermo y saber de qué manera va progresando su mejoría o si hay un empeoramiento.

Enfermedad Purpura
Media de votos
Deja tu comentario

error: Content is protected !!