Enfermedad de Still

La enfermedad de Still es un padecimiento reumático inflamatorio descrito por primera vez en el año 1971. Además de caracterizarse por alteraciones del tejido conjuntivo, puede venir acompañada de otro conjunto de síntomas, que hacen confundirla con otras patologías comunes y que afectan a las personas con mucha frecuencia.

¿Qué es la enfermedad de Still?

La enfermedad de Still es un padecimiento que afecta todo nuestro organismo, pero es considerada una patología rara, ya que no tiene un factor etiológico como tal. Esta fue definida por primera vez por el gran reumatólogo inglés Eric George Lapthorne en el año 1971 (existe una variante infantil que fue descubierta años después).

Por lo general ocurre en personas mayores de 15 años de edad. Tiene una gran distribución mundial y según estudios se ha indicado una incidencia de 2 casos por cada 100.000 habitantes por año, mientras que la prevalencia es de 15-30 casos por millón. Es levemente más usual en el sexo femenino que en el masculino.

Síntomas y signos

Es una enfermedad que va a estar caracterizadas por:

  • Picos de fiebre que suelen ser mayores de 39 grados centígrados y se presentan comúnmente en la mañana y con una duración aproximada de 2 a 4 horas, la cual se va a acompañar de un rash cutáneo de color salmón.
  • Artritis: Al inicio suele ser afectar mínimo 2 articulaciones, de carácter migratorio y consecutivamente aditiva. Puede afectar grandes y pequeñas articulaciones, en especial en aquellos casos donde la enfermedad se hace persistente. Si esta manifestación se hace crónica, es decir por más de seis meses, se produce un daño estructural y anatómico que complica en forma importante la movilización de las articulaciones.
  • Puede aparecer odinofagia.
  • Inflamación de los ganglios linfáticos: Donde se observa adenomegalia en aproximadamente un 70 % de todos los pacientes, específicamente los de la región inguinal, axilar y cervical.
  • Hepatoesplenomegalia: Particularmente aparece desde el comienzo de la enfermedad debido a la infiltración de células mononucleares en estos órganos, más la presencia de un conjunto de citoquinas.
  • Es poco frecuente encontrar alteraciones oculares, pulmonares y cardiovasculares, sin embargo, se han descrito varios casos.

still-enfermedad

¿Cómo se diagnostica?

No existe hasta los momentos ninguna prueba ni examen para diagnosticar la enfermedad de Still. Las evaluaciones imageneológicas logran mostrar, en ciertos casos, el daño que causa la enfermedad.

Los pacientes que progresan a una destrucción crónica de las articulaciones (las más afectadas son rodilla, cadera y tobillos), van a presentar hallazgos radiológicos que generalmente se manifiestan a partir del quinto o sexto mes del inicio de los síntomas. Los análisis que se realizan en la sangre, pueden auxiliar a descartar otras patologías que tienen manifestaciones similares, tales como aquellas que afectan el tejido conjuntivo y las alteraciones hematológicas malignas.

Muchos investigadores han descrito infecciones que simulan la sintomatología de la enfermedad de Still.

Criterios para establecer un diagnóstico clínico

Criterios mayores:

  • Artralgias con duración por más de dos semanas.
  • Fiebre mayor de 39º, de carácter intermitente, mayor de siete dias.
  • “Rash”cutaneo.
  • Conteo de leucocitos mayor de 10 mil (> 80% de polimorfonucleares).

Criterios menores:

  • Disfagia.
  • Linfadenopatías y/o esplenomegalia.
  • Anormalidad en el perfil de función hepática.
  • ANAS (anticuerpos antinucleares) y Factor reumatoide negativos.

Se van a necesitar la presencia de 5 criterios de los cuales 2 de ellos tienen que ser mayores, para establecer el diagnostico clínico el cual tendrá una especificad de 80% con una sensibilidad de 92%.

¿Cómo se produce?

El origen de la enfermedad es totalmente desconocido y se habla solo de hipótesis. Incontables pesquisas realizadas para explicar una tendencia de tipo genética, no han ofrecido buenos resultados o que lleven a una conclusión acertada, sin embargo, existe una repetición de antígenos relacionados con el complejo de histocompatibilidad de clase dos.

Muchos investigadores del tema han propuesto una etiología de tipo infecciosa, debido a la reacción inflamatoria con la que se presentan los síntomas al inicio de la enfermedad. En pacientes que sufren este padecimiento, se ha podido demostrar la presencia del virus de la rubeola en la orina, en el líquido sinovial de las articulaciones y en el tejido linfático. Otros autores indican que el embarazo se ha relacionado con una gran cantidad de brotes. A pesar de todas estas hipótesis no se ha llegado a una conclusión precisa de la etiología de esta enfermedad.

Enfermedad de Still y el embarazo

Diferentes estudios han marcado que el progreso de la enfermedad no pareciera ser dependiente del proceso de gestación. Se han descrito situaciones en donde la enfermedad de Still se ha iniciado durante el embarazo, posterior al parto y también después de un aborto espontaneo o no. El aumento de la frecuencia con la que aparecen los brotes no está relacionada con la presencia del embarazo.

Actualmente aún se encuentra en estudio la relación entre el proceso de gestación y la enfermedad de Still, ya que no se ha podido comprobar su relación con el parto prematuro o con casos de aborto.

Tratamiento de la enfermedad de Still

No existe un tratamiento específico para esta patología, normalmente lo que más se usa es glucocorticoides o salicilatos. Sin embargo, todo va a depender de la gravedad y de la evolución que tenga el paciente. Un cuarto de las personas que padecen esta enfermedad responden de muy buena forma a los salicilatos y cuando la patología está muy avanzada, aumentando el riesgo de alteración multiorgánica, se hace uso de los glucocorticoides.

En la actualidad se ha implementado el uso de inmunosupresores para controlar las complicaciones y alteraciones sistémicas que se puedan originar. Más recientemente se ha estado probando el uso de inmunoglobulinas intravenosas, pero aún se encuentra en estudio su efectividad.

Remedios naturales

still-aloevera

Existen una serie de alternativas naturales que imitan el funcionamiento de los fármacos utilizados para controlar los síntomas de la enfermedad, entre ellos tenemos:

  • El astrágalo: Tiene una función similar a la que cumplen los glucocorticoides por lo cual es un grandísimo anti-inflamatorio 100% natural que ayudara a la mejoría del paciente, además de que tiene una muy buena función antioxidante.
  • El aloe vera: Es uno de los anti-inflamatorios naturales más utilizados y reconocidos a nivel mundial, será de mucha utilidad para desinflamar las articulaciones, músculos y así mejorar el dolor.
  • Yoga: Esta disciplina, además de brindar un mejor control para el estrés psicológico, ayudara a tener una óptima circulación y así, de esta forma, obtener una correcta oxigenación a nivel de las articulaciones.
Enfermedad de Still
Media de votos
Deja tu comentario

error: Content is protected !!