Enfermedad del sueño

Es conocida también como tripanosomiasis africana, capaz de darse en 36 países de áfrica subsahariana donde existe la mosca tse-tsé. Aquellos que se encuentran más propensos a contraer esta enfermedad son los trabajadores y habitantes rurales, sobre todo si se dedican a la pesca, agricultura y ganadería. Es por esto que en las zonas donde predomina la tripanosomiasis, la disminución para la capacidad de cultivar y cosechar, puede contribuir de forma exponencial a fallas en la seguridad alimentaria y la pobreza rural.

¿Qué es la enfermedad del sueño?

La enfermedad del sueño o la tripanosomiasis africana, es una enfermedad infecciosa que ha resultado en la muerte de miles de personas en el África subsahariana. Dos subespecies del parásito protozoario Trypanosoma brucei son los agentes causantes de la infección, por lo que T. b. gambiense conduce al desarrollo de la enfermedad crónica, que suele ser la más común, ya que causa hasta el 98% de los casos notificados y T. b. rhodesiense establece una forma aguda, que es fatal en cuestión de meses o incluso semanas.

tripanosomiasis-africana

Signos y síntomas

Los síntomas pueden aparecer unos 6 a 12 meses después de la infección, aunque en algunos casos puede durar años. La primera manifestación suele estar representada por el chancro tripanosómico (o fase local), que puede ser observada como una especie de lesión circunscrita en el sitio de afectado, donde fue inoculado el parasito en el momento de la picadura de la mosca, por lo que la zona se verá aumentada de tamaño y rosácea, con signos de inflamación y dolor. Sin embargo, esta fase suele ceder espontáneamente.

En la fase 1 o hemolinfática, hay diseminación del parasito, esto va a provocar su llegada a todo el organismo causando diversas reacciones, entre las que podemos encontrar: Inflamación de ganglios linfáticos, fiebre, dolor en articulaciones y músculos. Los ganglios cervicales laterales pueden estar muy duros y prominentes, causando tumefacción, constituyendo el signo de Witerbottom. Otros hallazgos pueden ser pérdida de peso, dolores de cabeza y taquicardia.

La enfermedad sigue progresando lo que permitirá su llegada al sistema nervioso central, representado en la fase 2, habrá letargia, temblor, meningoencefalitis, estupor mental y un deterioro del estado general de forma marcada. Este estado será progresivo con aumento de somnolencia, precisamente de ahí el nombre “enfermedad del sueño”. Esta fase puede aparecer meses o años después de haber contraído la enfermedad.

Por tratarse de zonas muy pobres y carentes de recursos, los afectados suelen permanecer sin diagnóstico ni tratamiento, por lo que la enfermedad seguiría su curso natural causando hemiplejia, convulsiones e incontinencia, hasta que el paciente apenas responda a los estímulos y entre en un estado de coma.

¿Cómo se diagnostica?

El diagnóstico no es sencillo, con la información epidemiológica y examen físico no será suficiente, se necesita obligatoriamente la realización de exámenes paraclínicos que demuestren la presencia del parasito en los tejidos o fluidos del afectado.

La cantidad del parasito en sangre será variable, por lo que será necesario la realización de varias pruebas antes de poder lograr la visualización del agente. Los estudios indicados serian:

  • Extensiones de sangre.
  • Punción lumbar y muestra de líquido cefalorraquídeo.
  • Aspiración de medula ósea.
  • Se pueden emplear estudios de serología: ELISA e Inmunofluorescencia, lo que va a permitir medir el número de anticuerpos en sangre presentes contra el agente causal (Trypanosoma brucei).

Las muestras deben fijarse y teñirse para aumentar las posibilidades de diagnóstico.

¿Cómo se puede contraer esta enfermedad?

Las moscas del genero Glossina (tse-tsé), van a albergar las formas infectantes del parasito Trypanosoma brucei en sus glándulas salivales, una vez que estas ingieren sangre humana, van a causar la transferencia del parasito al torrente sanguíneo del hombre, produciéndole la enfermedad. Como bien sabemos, la tripanosomiasis africana puede producirse a causa de 2 especies de parásitos: Trypanosoma brucei subespecie gambiense y Trypanosoma brucei subespecie rhodesiense.

enfermedad-glossina

En caso de T. brucei subsp gambiense es albergado y trasmitido por la Glossina palpalis, que tiene un predominio en áfrica occidental, donde el tipo de enfermedad de sueño cursará con una evolución crónica y el parásito tendrá una completa adaptación al ser humano como su principal reservorio.

T. brucei subsp rhodesiense tiene como vector principal a Glossina morsitans. En este caso la enfermedad tendrá una evolución aguda y mucho más letal. Predomina en el oeste de África.

Complicaciones de la enfermedad

Una de las complicaciones más frecuentes y característica de esta enfermedad, va a estar relacionada con el hecho de quedarse dormido realizando actividades diarias y cotidianas que pueden traer peores complicaciones, como ir conduciendo un automóvil y resultar dormido trayendo como consecuencia un accidente de tránsito que puede ser mortal.

El sueño va a ser incontrolable a medida que la enfermedad avanza y puede llevar al paciente hasta a un estado de coma. Otra complicación frecuente es las alteraciones cardiacas donde se puede originar una miocarditis pudiendo llevar al enfermo a una insuficiencia cardiaca complicando la vida.

Es por esto que ante la presencia de síntomas es de mucha importancia acudir al médico y tener un tratamiento oportuno.

Tratamiento de la enfermedad del sueño

Ahora bien, el tratamiento de esta enfermedad es algo complejo, porque se debe tomar en cuenta dos variables: 1. El agente causal de la enfermedad, si es subtipo gambiense o rhodesiense. 2. El tiempo de evolución.

El tratamiento de elección suele ser Pentamidina, aunque como 2da opción se puede recurrir a la Sumarina. Sin embargo, hay algunas variantes que dependerán de la presentación clínica y el estado de cada paciente, es por eso que es muy importante acudir a un especialista para una correcta valoración.

Remedios naturales

Los remedios naturales para esta enfermedad son algo limitados, ya que se trata de una patología que debe ser abordada farmacológicamente desde un principio para evitar complicaciones y, por consiguiente, la muerte. No hay ningún estudio que sustente que el uso de sustancias naturales puede combatir al parasito una vez que este llega al sistema nervioso central. Sin embargo, se les recomienda a los pacientes que durante el tratamiento mantengan un estilo de vida saludable.

Prevención

La prevención principalmente consiste en impedir aquellas zonas endémicas donde la enfermedad causa múltiples problemas hasta causar la muerte, así como también resguardarse de las moscas trasmisoras de esta enfermedad.

Las personas por turismo u otro motivo que asisten a reservas de animales deben vestirse con ropa gruesa (el vector encargado de transmitir la enfermedad es capaz de atravesar ropa fina) que cubran específicamente la totalidad los miembros superiores hasta la muñeca y los miembros inferiores hasta los tobillos y que sean de colores neutros o colores cremas, además de todo esto siempre es importante llevar repelente, porque no solo se impediría la picadura de la mosca tse-tsé sino también de otros mosquitos que puedan transmitir otro tipo de enfermedades.

Es importante prohibir la donación de sangre de todas aquellas personas que se encuentren en zonas endémicas, ya que puede ser una vía importante de expansión de enfermedad.

Un dato muy importante es que en el año 2009, debido a todas las medidas preventivas tomadas en el mundo las cifras de casos notificados disminuyeron considerablemente.

Enfermedad del sueño
4 (80%) 1 vote
One Response
  1. Maru
Deja tu comentario

error: Content is protected !!