Enfermedad de las Vacas Locas

Es una enfermedad neurodegenerativa, letal, que puede afectar tanto a los animales como a los seres humanos, causando alteraciones sumamente graves a nivel cerebral. Esta patología fue descubierta en el año 1986 en el Reino Unido y a partir de entonces, ha cobrado la vida de muchas personas.

¿Qué es la enfermedad de las Vacas Locas?

La enfermedad de las vacas locas o también conocida como encefalopatía espongiforme bovina (EEB), es un padecimiento de tipo neurodegenerativo de gran mortalidad originado por un prión (agente infeccioso constituido por una proteína característica), que perturba especialmente al ganado bovino. Esporádicamente esta patología aqueja a otras especies del reino animal, como los felinos y también los seres humanos. Esta afección se registró en la década de los 80 por primera vez, pero científicos indican que puede que existiera en el ganado bovino muchos años antes, solo que aún no se había estudiado.

La edad promedio donde aparece esta enfermedad es a los 25 años y su periodo de incubación es difícil definirlo, ya que según algunos estudios es muy variable, teniendo una media de 8 a 11 años.

signos y síntomas

Generalmente, la primera manifestación de esta patología es de tipo psiquiátrico, en donde se encuentra: Depresión, insomnio, ansiedad e hiperalgesias persistentes. En la gran mayoría de los casos, las alteraciones neurológicas (ataxia, perdida de la memoria, temblores) suelen aparecer unos meses después. Lamentablemente los pacientes fallecen en un rango comprendido entre seis meses y dos años.

También puede encontrarse algún tipo de alucinaciones, alteración del sistema visual generando visión borrosa, rigidez muscular donde puede notarse fasciculaciones, el paciente puede percibir una sensación de ansiedad, existen diferentes cambios de personalidad en distintos enfermos, así como la presencia de dificultad para expresarse por medio del habla.

vacas-locas

¿Por qué se llama enfermedad de las vacas locas?

Además de afectar a la especie humana también puede afectar otros tipos de animales, entonces al tratarse de una patología que afecta al sistema nervioso, produce ciertas alteraciones en la conducta y comportamiento de distintos animales, especialmente las vacas, en donde se evidenciara estados similares al de nerviosismo y una compostura agresiva.

También se puede exhibir una alteración desde el punto de vista locomotor y del aparato nervioso, generando unas posiciones anormales de ciertas partes del cuerpo como la cabeza. En ciertas vacas además de estos síntomas se puede evidenciar una pérdida de peso notable y una disminución considerable en la producción de leche.

Esta va a ir afectando al ganado progresivamente, sin preferencia por el sexo. Cabe destacar que el primer caso de esta alteración se describió en el Reino Unido en los años 1985.

¿Cómo se diagnostica la enfermedad?

Antes de la muerte del paciente se puede hacer un diagnóstico presuntivo con solo saber los antecedentes epidemiológicos y las manifestaciones clínicas. Es posible hacer uso de estudios imagenológicos avanzados como la resonancia magnética nuclear, donde se pondrá en evidencia la atrofia de la corteza cerebral. El diagnóstico mediante el electroencefalograma es algo complicado, debido a que el médico tiene que saber en qué momento realizarlo, porque en las fases iniciales de la enfermedad arrojara un resultado normal, pero en etapas más avanzadas indicara alteraciones características de esta patología.

El diagnóstico definitivo viene dado por el uso de pruebas de inmunohistoquímica o inmunotransferencia en biopsias de las amígdalas para encontrar proteínas de priones.

En muchos casos el diagnóstico se realiza postmorten, efectuando una evaluación microscópica del tejido cerebral muerto.

¿Cómo se contrae?

La enfermedad de las vacas locas, suele transmitirse cuando una persona consume tejidos de animales que contienen el prion que genera la infección. Estudios señalan que este se reproduce en las placas de peyer localizadas en el intestino delgado y posteriormente, son transportados al sistema nervioso central a través de los nervios periféricos.

enfermedad-vacas

La enfermedad no se transmite por contacto de persona a persona, sin embargo, se han descrito múltiples casos de transmisión por transfusiones de sangre de personas afectadas. Otras formas de infección son aquellas de origen iatrogénico por parte del personal de salud, en donde se reutilizan materiales quirúrgicos o agujas que fueron utilizas por personas enfermas. También se puede dar el caso de transmisión por trasplante de órganos de una persona afectada a una sana.

Tratamiento para la enfermedad de las Vacas Locas

En la actualidad no existe tratamiento alguno que cure completamente esta enfermedad, por lo que cada día se hace más hincapié en las medidas preventivas generales, para evitar la infección disminuyendo las probabilidades de sufrir esta patología.

Es muy importante la notificación de los casos de esta encefalopatía, con la finalidad de llevar un mejor control epidemiológico. Lo países importadores de carnes deben tener una supervisión estricta del producto, antes de ser distribuido para el consumo de los individuos y se debe promover la eliminación total de aquellas reses infectadas para evitar un contagio futuro. Cada una de estas medidas ayudará a la prevención de la diseminación de la enfermedad y, por ende, mantendrá a los ciudadanos vulnerables más seguros.

Remedios naturales

No existe una medicación para tratar este tipo de patología a pesar de las múltiples investigaciones que se han hecho, sin embargo, los pacientes pueden hacer uso de ciertas alternativas naturales para contrarrestar los síntomas de la encefalopatía.

  • El regaliz: Se trata de una hierba muy recomendada para tratar enfermedades relacionadas con el cerebro. Permite disminuir la ansiedad y mejorar la perdida de la memoria.
  • Semillas de lino: Son de bastante utilidad para tratar síntomas bipolares y demencia.

Pronostico

La perspectiva para el paciente a largo plazo no es muy alentadora, debido que aproximadamente entre unos 6 a 8 meses posterior al inicio de los síntomas, el individuo prácticamente no será capaz de cuidarse solo, llegando lamentablemente a la muerte en muy poco tiempo (menos de un año después del inicio de los síntomas), sin embargo existe muy pocos casos en donde las personas pueden sobrevivir hasta uno o dos años después. Generalmente la causa de muerte es por una infección sobre agregada o por insuficiencia ya sea cardiaca o respiratoria.

Enfermedad de las Vacas Locas
4 (80%) 1 vote
Deja tu comentario

error: Content is protected !!